• Español
  • Català
  • English

Ruta del románico

El Valle de Boí, situado al noroeste de la provincia catalana de Lleida, conserva en su interior un tesoro de valor incalculable, uno de los patrimonios arquitectónico-artísticos de arte románico más importantes del mundo.

En el 2000, la UNESCO declaró Patrimonio Mundial de la Humanidad nueve de esos templos religiosos.
 
 
Coll
 
Se trata de una pequeña aldea situada a 1.180 metros de altitud donde encontramos la Iglesia parroquial de Santa María, que data del siglo XII y se ubica a las afueras del pueblo.
 
 
Iran
 
Situado un poco más arriba y a la derecha.
Es una población de tan sólo once habitantes que posee una pequeña iglesia de una sola nave dedicada a San Clemente.
 
 
Barruera
 
Capital del Valle de Boí con poco más de seiscientos habitantes
Se puede visitar la Iglesia Parroquial de Sant Feliu, que data de los siglos XI-XII y está situada muy cerca del río Tor. Conserva la torre cuadrada de cuatro pisos y aberturas de medio punto.
 
 
Durro
 
Un pequeño pueblo de escasos habitantes situado a 1.386 metros de altitud, que guarda todo el encanto de los pueblos pirenaicos (casas de piedra con la típica postal de montañas de fondo). lí tendréis oportunidad de visitar la Iglesia de Santa María de la Natividad. Se trata de un templo del siglo XII que tiene un retablo barroco del siglo XVIII. También tiene un campanario espectacular de cinco pisos de planta cuadrada.
 
 
Erill la Vall
 
Población situada en la falda del pico Erill (2.516 metros), donde se puede visitar la Iglesia de Santa Eulalia, un edificio de una sola nave cubierta con vigas de madera y techo de pizarra de estilo lombardo. Dispone a la entrada de un atrio con arcos de medio punto, en su interior de una pila bautismal del siglo XI, así como el soporte del altar del siglo XII, que está tallado en un único bloque de piedra.
 
 
Boí
 
Población donde se encuentra la Iglesia de San Juan, y puede ser el punto de partida para visitar el Parque Nacional de Aigüestortes y el Lago de San Mauricio.
La iglesia es un templo de estilo románico lombardo del siglo XI que cuenta con una estructura de planta y con un campanario del siglo XII.
Su interior guarda unas reproducciones de pinturas murales de los siglos XI y XII, copias de los originales que se encuentran en Barcelona, en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.
 
 
Taüll
 
Aquí encontramos dos tesoros del románico: la Iglesia de Santa María y la Iglesia de San Clemente. La primera se encuentra en el interior del pueblo y se trata de un edificio de tres naves, una central y dos laterales sostenidas con arcos de medio punto y tiene una torre-campanario de cinco pisos.
La segunda está considerada como la obra que mejor representa al románico catalán por el famoso pantocrátor que preside su ábside, copia del original ubicado en el MNAC.